Tiempo de lectura: 3 minutos

La probabilidad de escoger un buen arrendatario no debe ser la misma que tirar una moneda al aire y elegir cara o sello.

Uno de los principales dolores, dentro del ciclo de renta, que enfrentan los dueños de propiedades, es no recibir a tiempo su arriendo; el cobro puede llegar a ser un proceso muy desgastante.

Para que esto no pase, vamos a explicar diferentes opciones que un propietario tiene a la hora de arrendar su propiedad directamente, sin intermediarios.

Arrendar con seguro de arrendamiento

Una de las figuras que está tomando fuerza en el sector inmobiliario es arrendar directamente su propiedad incluyendo un seguro de arrendamiento que le garantiza el flujo de sus arriendos, así tu inquilino se cuelgue en los pagos.

De esta forma, delegas el proceso del análisis y estudio de tu arrendatario y la aseguradora hace este proceso por ti. La aseguradora va a hacer el estudio de su arrendatario sin ningún costo* y te ayuda a filtrar aquellas personas que no cumplen con las mínimas condiciones o que estén reportadas en centrales de riesgo.

¿Qué es lo bueno de esto?

Que expertos en el análisis del hábito de pago realizan el estudio y en cambio no tienes que desgastarte cobrando a tus arrendatarios. Si tu inquilino se ha pasado más de 15 días desde la fecha del pago, solamente deberás pasar una reclamación al seguro y la aseguradora consignará los arriendos dejados de pagar y los arriendos futuros hasta que restituyan tu inmueble.

¿Deseas cotizar el costo del seguro de arrendamiento para tu propiedad? Cotiza ahora

Arrendar sin seguro de arrendamiento

Arrendar de esta forma es una muy buena opción, te ahorras el costo del seguro de arrendamiento, sólo si se cuenta con un proceso confiable para escoger al arrendatario y minimizar el riesgo de impago.

Lo más importante es conocer perfectamente al  candidato, para elegir un buen arrendatario, que quiere tomar tu propiedad: su situación financiera, su familia y su trabajo.

Para esto, es importante solicitarle como mínimo, los siguientes documentos:

  1. Certificado laboral: es recomendable que la suma de los ingresos de las personas que van a vivir en el inmueble sumen mínimo dos veces el valor del arriendo.
  2. Si no cuenta con certificado laboral, una certificación de ingresos por parte de un contador.
  3. Documento de identidad.
  4. Referencias personales y/o comerciales.
Historial-crediticio-buen-arrendatario

Estos documentos son los que normalmente se piden a los posibles arrendatarios, pero no son suficientes, ya que no indican el comportamiento de pago ni el historial crediticio de esa persona,  para conocer si ha cumplido con los  pagos en el sector financiero, real o de telecomunicaciones.

Por esto es importante conocer otras variables de esa persona que se obtienen en una consulta de centrales de riesgo como:

  1. Score de crédito (Probabilidad de pago).
  2. Capacidad de endeudamiento.
  3. Reporte de demandas judiciales vigentes.
  4. Verificación de datos de contacto y laborales.
  5. Cuántas veces ha cambiado de residencia en los últimos 2 años.

Con estos datos adicionales, tendrás una mejor información del candidato y mejores criterios para aprobar o rechazar una solicitud de una persona que quiera arrendar tu propiedad.


Nota: La consulta en centrales de riesgo, y el tratamiento de datos deberán ser autorizados por la persona que va a ser consultada.

¿Quieres elegir un buen arrendatario?. Realiza una consulta en centrales de riesgo y conocer el costo de cada consulta, ingresa aq

José J. Ramírez

jose@operadoor.com


* Depende de la aseguradora que escoja, este estudio puede tener un cobro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *